Confesiones de un fariseo

Autor: Sebastián Narváez MEDINA

*Las opiniones presentadas en esta columna son exclusivamente del autor y pueden haber sido publicadas en otros medios de comunicación.

*Dedicatoria a Katherine Strafford-Chapman & Alejandra R

Me masacran por ser joven, conservador y un clásico liberal. Se estresan porque soy amo de mis pensamientos y de mis letras; por no decir lo que ellos quieren escuchar. ¿Quiénes ellos? Mis amigos, de la infancia, de la escuela, los que me han acompañado en la vida. He perdido a muchos, casi a todos, me han dado la espalda. Me han discriminado y tachado de sus círculos por no compartir lo que predican. No me angustia tanto el rechazo, no vine al mundo a buscar aprobaciones de ningún tipo, y este es el rumbo de quien rema río arriba. Más me aflige que sigan en absoluta perdición.

Quisiera confesar que, nosotros, a pesar de una juventud desamparada de moralismos, no somos motivo de ruptura. Saludo, quiero y respeto a quien no piensa como yo. No es el caso de ellos hacia mí. Sus delirios de feminismo, ansias de impudicia y progresivo desenfreno les han ganado la batalla. Prefieren omitir mi existencia, como si aquello fuera luz verde para su insania. Me han cogido de las pelotas, y en cuanto me las estrujan, me han dejado saber que mi sexo no es digno de opinar sobre sus juicios.



Me persiguen. Pero no huyo. He dejado que me amarren a sus cadenas y me flagelen a punta de letras. Sangre fría anega mi pecho y entumece mi corazón. Sé que pretenden lanzarme por el precipicio al concluir este itinerario. Siento el último grumo de tierra firme, y ahora, solo queda el vacío a mis espaldas. Cierro mis ojos, me dejo caer, quiero ver su oscuro final antes de morir. Comprendo la ética y moral de mi diatriba, pues en ella germinan todos los pensamientos que de mi aborrecen. Al fondo suena una pista de Nina Simone. Me siento bien. Pienso también que a duras penas conectan sus palabras con ideas, y dan sus primeras contiendas éticas. Mentiras éticas que se digieren enteras. Él esta frente a ellos, ahítos, ha puesto todo a sus pies.

No decido sobre sus cuerpos, solo sobre el bien común de nuestras almas. Aunque, en honor al libertarismo que tanto defiendo, despojarme de este pensamiento ha sido una larga sucesión. El de las almas. Hagan lo que quieran. Pero busco proteger, con esa misma libertad, la autonomía de quien no les pertenece, ni a ustedes ni a sus vientres. Ni a mí. Solo a ÉL. Sacrificio no es tenerlo, sacrifico es dejarlo ir. Y aunque insistan en que hablo solo de ustedes, también hablo de ellos. Varones que pretenden, con sangre en sus manos, limpiar su buen nombre.

Homosexuales. A diferencia de lo que muchos querrán oír de mi con el fin de flagelarme, no los odio. Sean siempre bienvenidos en los versos de mi vida. Traicionaría mi honra si despotricara de su inusual y macondiana forma de ver la realidad. Miembros diferentes, propósitos iguales. Los miembros iguales son un despropósito para la vida misma. Objeto fuertemente sus planteamientos, pero me niego a verlos más pecadores de lo que soy. Sino pregúntenle a Margot. El recuerdo tiene un olor fresco. Abierta de piernas en su cama recibía a lengüetadas los frutos del placer, mientras yo desde la otra orilla, escuchaba a gemidos su confesión. Jamás seré tan digno de Él como Margot.
 

De la bonanza de mi corazón hablan mis labios. Y mis palabras no hacen daño, ni son una pistola en la sien. Mi ser, confieso, conserva un alto estima por ustedes, detractores. De lo contrario mi FE sería de merluza. Hablé con Alejandra, una impetuosa gardenia. Al olerla me recordó que la carne es débil pero la emoción del alma perdura y es más fuerte que la angustia de la soledad. Si me enjuician, que lo hagan pronto, entre el fariseo y el publicano peco por ser el primero.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s