Abdo Benítez le sale al corte al juicio político

Autor: Sebastián Narváez MEDINA

*Las opiniones presentadas en esta columna son exclusivamente del autor y pueden haber sido publicadas en otros medios de comunicación.

Desde que Abdo Benítez asumió la presidencia de Paraguay, el país sudamericano ha venido adoptando medidas más libertarias en cuanto a su economía y se ha visto, a pesar de la pandemia, un cambio positivo en el ambiente laboral del país. Algo natural si se permite que un empresario gobierne. Esto sin contar que desde que inició la pandemia, Paraguay fue el país que primero tomó medidas al respecto, lo cual ayudó a que esta emergencia evolucionara de manera paulatina y las cifras no arrasaran con los titulares de la prensa. 

A pesar del buen manejo que el joven presidente le ha dado al país, la incendiaria oposición no se hizo esperar, y con un puñado de especulaciones enjuiciaron a Abdo Benítez y a su vicepresidente Hugo Velázquez. Recordemos que su candidatura y llegada a la presidencia se dio bajo el aval de la Asociación Nacional Republicana, un partido de afiliaciones conservadoras que presume de cierta tradición en la política latinoamericana, y que tiene innumerables opositores.



Esta no es la primera vez que intentan cortarle las alas a Abdo Benítez. En 2019 ya se había instaurado un juicio político por parte de la oposición, debido a la compra de energía hidroeléctrica conjunta con Brasil a la electrificadora Itapú. Con un audaz oportunismo intentaron decapitar la democracia en Paraguay en esta primera instancia, pero los esfuerzos fueron obsoletos. De manera que, con el juicio político que se ha archivado más recientemente por parte de la Cámara de Representantes en ese país, se cumplen dos intentos de socavar al partido que le ha regresado la esperanza a muchos paraguayos.

Las acusaciones para este segundo juicio político se dieron en medio de la bravuconada de muchos por la larga espera en la llegada de las tan anheladas vacunas. Muchos argumentan que el gobierno de Paraguay se embolsilló el dinero y por eso no hay solución a la crisis de salud. Sin embargo, Abdo Benítez logró esclarecer que los pagos fueron hechos oportunamente, no obstante, los términos y condiciones del mecanismo COVAX cambiaron, por lo que el dinero fue reintegrado al gobierno de ese país. Así mismo lo confirmó la fundación del magnate Bill Gates, The Vaccione Alliance.

De manera que en este segundo juicio político se evidenció que los esfuerzos siguen siendo obsoletos. Las bancadas de oposición, las cuales precisaban 52 votos para la destitución, solo logrando 36 votos a favor de esta. Creían y siguen creyendo que la burocracia les favorecerá. A pesar de las naturales fracturas entre los conservadores, esta demuestra ser una nueva victoria para el presidente y su partido Asociación Nacional Republicana. Con el juicio político archivado Abdo retomará sus funciones y deja muy mal parada a la oposición, que mostró una desagradable hambre de poder.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s